Lo único bueno de México hoy, la victoria y la definición de Pablito Barrera…

5 07 2009

Pablo Barrera

Es un hecho, México está sumido en un hoyo del cual no puede salir. ¿Qué hace falta? No lo sé, pero es desesperante la manera como está jugando la selección. Creo que hasta los Tecos de Vucetich daban más espectáculo. Poca claridad futbolística, cada quien queriendo ser el héroe de la tarde y siempre tratando de hacer jugadas de más en espacios reducidos.

El partido pudo haber cambiado desde los primeros minutos, pero la única jugada que tuvo Gio no la pasó a Sabah que estaba solo y sin marca. Aunque ya de ahí a que la metiera Sabah es otra cosa. Preocupante que no hay quien le ponga el juego en la media cancha, que dé el tiempo para mover al equipo. Por milésima vez, si no está el Cuau, no hay nadie. ¿Dónde está el talento?

Venado Medina sigue teniendo oportunidades y no demuestra nada. Aunque a su favor puso el pase del segundo gol, pero como está jugando, quizás le quiso poner el balón a Gio y no a Barrera. Me gustó la excelente definición de Pablito para el segundo gol, de primera. ¿Por qué los jugadores mexicanos no le pegan más seguido de primera? Es un hecho que si él lo decide, puede ser el mejor jugador de México en la delantera. Ojalá no se vuele y se mantenga con los pies en la tierra. Tiene todo, velocidad, habilidad, descaro, disparo de fuera y buena definición.

Otro que está para llorar y que no sé cuántos centros intentó hacer que jamás pasaron o se volaron es el Gringo Castro. Digamos que es una garantía de no peligro. Creo que no fui el único que lo vio así. También Sabah es un cero a la izquierda, flotando por todos lados, pero sin marcar diferencia ni notarse. Se ve lento, tronco y hasta un poco pasado de peso.

Atrás no se puede opinar al respecto porque Nicaragua no llegó ni una sola ocasión. Aunque me sigue pareciendo de risa que Ismael Rodríguez sea seleccionado. Memo Ochoa solamente tuvo una y ya se andaba equivocando.

De nueva cuenta, la selección vuelve a quedar en deuda. Aguirre tiene un paquetazo y por lo pronto no se ve que haya metido la mano en el equipo. Por lo menos, ya empieza a tener tiempo para trabajar. Esperemos que vaya mejorando el equipo. Porque el panorama se sigue viendo muy, pero muy gris. Además esta Copa de Oro es muy ingrata, si se gana no vale de nada (no hay Copa Confederaciones de premio) y si no la gana, el ambiente se va a poner peor de lo que está.

Así que sigamos viendo cómo se desarrolla la selección y esperemos que el jueves mejore el equipo contra Panamá en Houston. Por lo pronto, iré al estadio. Todo indica que estaré en cancha, así que espero poderles traer imágenes de todo lo que sucede detrás del partido.

Ahora sí, díganme ustedes qué les dejó el partido…

Anuncios